Compartir

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha archivado la pieza en la que investigaba la comercialización de preferentes emitidas por Caja Madrid. De acuerdo con la petición que le hizo la Fiscalía, el magistrado considera que no ha quedado acreditado que la entidad diera órdenes a sus sucursales de engañar a los inversores.

Según el auto del titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, “no ha quedado acreditado que Caja Madrid emitiera participaciones preferentes con el objeto de engañar a los inversores de forma global a sabiendas de que no iban a recuperar su inversión”.

Publicidad

El juez entiende que la caída de la rentabilidad de las preferentes no era “fácilmente predecible en 2009” y no se puede juzgar a posteriori.

De igual modo, Andreu considera que no se puede demostrar que las oficinas de la entidad recibieran instrucciones de “comercializar el producto entre los inversores más inadecuados de manera que se viniera a contradecir lo expuesto en los contratos”.

Los investigados en esta causa estaban acusados por delitos de estafa, apropiación indebida, publicidad engañosa, administración desleal y maquinación para alterar el precio de las cosas. La decisión del juez puede ser recurrida ante la Sala de lo Penal.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here